Los factores que pueden causar pérdida o corrupción de datos son muchos. Los más comunes siendo:

  • red eléctrica en mal estado o interrupciones del fluido eléctrico;
  • UPS defectuosa o sin regulador de voltaje;
  • problemas de incompatibilidad entre los componentes de la computadora y el sistema operativo;
  • descuidos por parte del personal (computadora apagada o reiniciada abruptamente).

La aplicación ofrece herramientas que permiten tratar de recuperar la información o de regenerarla si el caso lo permite. Bajo el menú Herramientas, por ejemplo, encontramos la opción Mantenimiento… que, además de respaldar la información, nos permite regenerar los índices. Otra opción que encontramos bajo Herramientas es Repara la base de datos…. Si el daño a los datos no es grave, entonces hay buenas probabilidades de que se puedan recuperar. Si el intento de reparación no tuviera éxito, entonces lo único que queda es restaurar una parte o la totalidad de los archivos que fueron respaldados. He aquí, por ende, la importancia de hacer respaldos por lo menos una vez al día: para minimizar la cantidad de información perdida en caso de daños graves a la base de datos.